dermatitis alergia alimentaria

Dermatitis y alergia alimentaria

¿Sabes si tu dermatitis tiene una base alérgica? En este artículo te lo descubro

Sobre qué hablo en este artículo

Las alergias desempeñan un papel en el eccema en muchos pacientes, pero también hay muchos pacientes en los que las alergias no desempeñan ningún papel. Para cada paciente, es importante determinar qué alergias están involucradas, si las hay, y cómo controlarlas.

Inflamación alérgica

La dermatitis tiene muchos factores. Sabemos que hay una disfunción de la barrera cutánea y una inflamación alérgica, o incluso pueden darse las dos a la vez e incluso otros factores.

La piel normal tiene una buena barrera que mantiene la humedad y ayuda a evitar que los alérgenos e irritantes y demás pasen a través de la piel y estimulen el sistema inmunológico. Pero en la piel eccematosa esa barrera no funciona bien, por lo que se pierde agua y los alérgenos, irritantes y agentes infecciosos pueden penetrar la piel y causar inflamación alérgica. En algunos casos, los alimentos pueden moverse de adentro hacia afuera, aunque yo diría que es menos común de lo que se diagnostica.

detalle spiel sana estructura sin dermatitis

La inflamación alérgica de la piel a veces es causada por alergias, pero no siempre. Una infección bacteriana también puede influir, al igual que las emociones y los hábitos. Todas estas cosas pueden provocar un ciclo de picor, rascado y sarpullido.

En última instancia, debemos romper ese ciclo. Pero ese no es un proceso sencillo.

Me gusta comparar la piel con eccema con un ordenador que no funciona. A veces las cosas simplemente no funcionan, pero no puedes simplemente presionar la tecla «escape», la tecla «alt» o «control» para reiniciar; debes presionar todas estas teclas a la vez. Del mismo modo, hay que hacer varias cosas juntas para que la piel funcione correctamente. Hay que controlar la infección y la producción de toxinas bacterianas, hay que deshacerse de las alergias si existen y hay que reparar y restaurar la piel para que funcione como una barrera. También tienes que descubrir cómo manejar el lado emocional de esto.

Irritantes y alérgenos

Sabemos que Staphylococcus aureus es importante para la salud de la piel, pero también sabemos que el estafilococo produce proteínas o toxinas, y estas toxinas pueden estimular la respuesta inflamatoria de la inmunidad. De hecho, pueden impulsar el proceso inflamatorio y provocar sensibilidad alérgica. Creo que es muy importante entender esto. También creo que por eso el uso de ácido hipocloroso o la plata coloidal pueden ayudar tanto, ya que contribuyen a controlar el sobrecrecimiento de la S. aureus

Sobrecrecimiento Staphylococcus aureus

La mayoría de las veces sólo es necesario utilizar estos productos para ver cómo la piel se desinflama y comienza a sanar, lo que nos da tiempo a ir solucionando el problema desde su causa raíz

¿Cómo identificamos y eliminamos irritantes y alérgenos de la piel de pacientes con dermatitis? Esto es lo realmente difícil, especialmente en niños que tienen eccema grave. Y la razón por la que es difícil es porque las pruebas de laboratorio aún pueden mejorar.

Muchos niños con dermatitis dan positivo en muchas cosas, y cuando esto sucede, es difícil aclarar qué es lo que realmente contribuye a su eczema, especialmente si su eczema no está bajo control. Incluso hay algunos datos que sugieren que las personas producen IgE contra algunas de las proteínas de su propia piel, especialmente cuando el eccema es grave (la IgE, inmunoglobulina E, es un tipo de anticuerpo importante en la lucha contra las infecciones parasitarias, pero también lo es porque se produce cuando un individuo es alérgico a un alérgeno alimentario o aéreo; este anticuerpo es responsable de iniciar reacciones alérgicas).

No obstante, debemos intentar identificar los alérgenos alimentarios, así como los alérgenos ambientales que contribuyen.

Dermatitis y alergias alimentarias

¿Qué porcentaje de personas en el mundo tienen realmente alergias alimentarias? En algún lugar entre el 2 y el 5 por ciento de la población. Mucha gente cree que tiene alergias alimentarias, pero no es así.

¿Porqué es eso? Los medios de comunicación han sensacionalizado las alergias alimentarias y es fácil culparlas. También creo que cada vez más personas buscan respuestas a muchas afecciones que aún no tienen respuesta y se hacen pruebas de alergia. Veo muchos niños que llegan con trastorno por déficit de atención o autismo, y sus padres tienen la firme creencia de que están comiendo algo a lo que son alérgicos y que contribuye a su afección.

A veces, los alergólogos realizan pruebas de alimentos en una situación en la que es poco probable que los alimentos causen la afección. Más a menudo, un médico, un médico de atención primaria, un naturópata o un quiropráctico dice: «Oye, hagamos un panel de pruebas de alimentos y veamos qué surge». Y esto lleva a que a muchas personas les digan que tienen alergias.

¿Cómo se diagnostican las alergias alimentarias?

El estándar de oro para diagnosticar una verdadera alergia alimentaria es una dieta de eliminación. Desafortunadamente la mayoría de la gente no pasa por este proceso. Y si los niños tienen una dermatitis grave, es necesario controlarla antes de poder realizar la dieta de eliminación de manera fiable.

En un protocolo de la dieta de eliminación lo que se hace es eliminar un alimento de la dieta del paciente y luego, en un entorno controlado (idealmente en el consultorio de un alergólogo experto en hacer esto), se intenta reintroducir el alimento de forma gradual y se monitorea al paciente para ver si tienen alguna reacción al respecto.

No es difícil, no es ninguna ciencia, diagnosticar alergias alimentarias, al menos esa es mi opinión. Las alergias alimentarias son confiables, reproducibles, consistentes y oportunas. Si alguien come un alimento específico y parece reaccionar a él sólo algunas veces, entonces esa persona no tiene alergia alimentaria.

Además del estándar de oro, las pruebas de eliminación, existen otras pruebas de alergia alimentaria. Las pruebas de IgG son comunes, pero no creo que desempeñen ningún papel en la determinación de las alergias alimentarias (la IgG, también llamada gammaglobulina o inmunoglobulina G, es importante en la señalización del sistema inmunológico y en la lucha y prevención de infecciones en la sangre y en otras partes del cuerpo, incluidas las infecciones virales y la mayoría de los tipos de infecciones bacterianas.

El cuerpo pone en marcha una serie de procesos cada vez que se expone a elementos extraños, incluidos los alimentos. El objetivo básico del cuerpo es intentar determinar si un objeto extraño es perjudicial o no. Si determina que algo no es dañino, tiene un proceso activo para indicarle al resto del sistema inmunológico que no reaccione ante esa cosa en particular, y si determina que algo es dañino, pone en marcha otro proceso.

Cuando estos dos procesos se mezclan, se desarrolla una alergia. Pero las pruebas de IgG simplemente indican que el cuerpo está reaccionando a algo. Si todos saliéramos y nos hiciéramos pruebas de IgG, todos y cada uno de nosotros daríamos positivo en los alimentos. ¿Porqué? Bueno, todos comemos, ¿no? Y si comes, su cuerpo produce anticuerpos IgG contra los alimentos para indicarle al resto del cuerpo cómo reaccionar ante estos alimentos.

Nunca ha habido datos científicos que sugieran que las pruebas de IgG se correlacionen con las alergias. Creo que las pruebas de IgG son excelentes sólo si quieres perder peso porque te dirán que evites todas las cosas que se encuentran en la dieta occidental.

Las alergias alimentarias existen y, aunque en algunos los síntomas pueden ser graves e incluso poner en peligro la vida, en otros los síntomas pueden ser más leves e incluir un empeoramiento de la dermatitis.

El síndrome de alergia oral es definitivamente una condición auténtica, y en mi opinión, se sitúa dentro de la categoría de las alergias alimentarias genuinas. Experimentar picor en la boca o en la garganta al consumir algunas frutas o verduras es un indicativo de este síndrome.

Algunas personas tienen alergias a determinados tipos de polen. Pero, ¿qué es exactamente el polen? Se trata del mecanismo de reproducción de la naturaleza; árboles, hierbas y malezas liberan polen que contiene proteínas que pueden provocarnos alergias. Esto explica por qué nos pican los ojos, la boca, la garganta y el paladar durante la temporada de polen.

Por otro lado, ¿qué papel juegan las frutas y verduras? Son otra estrategia reproductiva de la naturaleza, y resulta que muchas proteínas presentes en ellas son parecidas a las del polen. Si consumes frutas o verduras y estas están relacionadas con un polen al que eres alérgico, puedes experimentar picor en la boca. Esto se debe a que tu sistema inmunológico tiene dificultades para diferenciar entre ambos. Este fenómeno constituye una alergia alimentaria auténtica y representa un tipo de alergia alimentaria bastante habitual.

Diagnosticar alergias alimentarias puede ser complicado y determinar si un alimento está causando un problema específico requiere de una detallada historia clínica. Aunque se emplean pruebas para confirmar el diagnóstico, en ocasiones es necesario realizar pruebas con alimentos para tener certeza. Esto es particularmente relevante en pacientes con eccema, quienes pueden resultar positivos a una variedad de alimentos.

Alérgenos ambientales

Los alérgenos ambientales son sustancias presentes en nuestro entorno que pueden provocar reacciones alérgicas en algunas personas. Estos incluyen no solo el polen de árboles, pastos y malezas, sino también otros elementos como los ácaros del polvo, la caspa de mascotas, los mohos y ciertos tipos de hongos. La interacción con estos alérgenos, especialmente en personas sensibles, puede desencadenar síntomas que van desde leves irritaciones hasta respuestas alérgicas graves.

Uno de los aspectos más desafiantes de los alérgenos ambientales es su omnipresencia. A diferencia de las alergias alimentarias, donde el control de la dieta puede minimizar la exposición a alérgenos específicos, los alérgenos ambientales son más difíciles de evitar. Por ejemplo, el polen, que es transportado por el viento, puede viajar largas distancias y entrar en nuestros hogares a través de ventanas abiertas, puertas e incluso adherirse a nuestra ropa y cabello.

La sensibilidad a estos alérgenos varía significativamente entre individuos, y la intensidad de las reacciones alérgicas puede fluctuar según la estación del año y las condiciones climáticas. Durante los meses de primavera y verano, cuando la polinización está en su apogeo, muchas personas experimentan un incremento en sus síntomas alérgicos. Estos síntomas, que a menudo se confunden con un resfriado común, pueden incluir estornudos, congestión nasal, picor en los ojos y en la garganta, y en algunos casos, dificultad para respirar.

La comprensión de la relación entre alérgenos ambientales y alérgenos alimentarios es crucial para manejar efectivamente las alergias. En algunos casos, la exposición a alérgenos ambientales puede exacerbar las reacciones a ciertos alimentos, un fenómeno conocido como reactividad cruzada. Por ejemplo, individuos alérgicos al polen de abedul pueden experimentar picor en la boca al consumir manzanas, debido a la similitud entre las proteínas presentes en ambos alérgenos.

El manejo de las alergias provocadas por alérgenos ambientales implica una combinación de estrategias, que incluyen la reducción de la exposición a dichos alérgenos, el uso de medicamentos para aliviar los síntomas y, en algunos casos, la inmunoterapia para disminuir la sensibilidad a largo plazo. Es fundamental consultar a un especialista en alergias para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento personalizado.

Pruebas de alergias ambientales

Las alergias ambientales, tales como aquellas provocadas por el polen, los ácaros del polvo, la caspa de mascotas, y los mohos, afectan a millones de personas en todo el mundo, alterando significativamente su calidad de vida. Identificar con precisión a qué sustancias es alérgica una persona es fundamental para manejar y tratar estas condiciones de manera efectiva. Aquí es donde entran en juego las pruebas de alergias ambientales.

Estas pruebas se realizan para determinar específicamente a qué alérgenos reacciona negativamente el sistema inmunológico de una persona. Hay varios métodos para llevar a cabo estas pruebas, siendo las pruebas cutáneas y los análisis de sangre los más comunes.

Pruebas Cutáneas

Las pruebas cutáneas, también conocidas como pruebas de punción o prick test, son rápidas, eficaces y relativamente indoloras. El proceso implica colocar una pequeña cantidad de alérgenos sospechosos en la piel, generalmente en el antebrazo, y luego hacer una pequeña punción para permitir que el alérgeno entre en contacto con las capas internas de la piel. Si eres alérgico a alguna de las sustancias probadas, aparecerá una reacción en forma de pequeña hinchazón roja en el sitio de la prueba.

Análisis de Sangre

El análisis de sangre, por otro lado, mide la cantidad de anticuerpos IgE presentes en la sangre en respuesta a alérgenos específicos. Aunque es menos sensible que las pruebas cutáneas y los resultados tardan más en obtenerse, es una opción útil para aquellos que no pueden someterse a pruebas cutáneas debido a ciertos medicamentos o afecciones de la piel.

Interpretación de los Resultados

La interpretación de los resultados es crucial y debe ser realizada por un alergólogo experimentado. Un resultado positivo indica una sensibilidad al alérgeno probado, lo cual es un paso importante hacia el desarrollo de un plan de tratamiento personalizado. Sin embargo, es importante tener en cuenta que un resultado positivo por sí solo no confirma una alergia. Debe correlacionarse con la historia clínica y los síntomas del paciente para un diagnóstico preciso.

Las pruebas de alergias ambientales son una herramienta indispensable en el diagnóstico y manejo de las alergias. Al identificar los alérgenos específicos que provocan reacciones en los pacientes, es posible adoptar estrategias de evitación, así como tratamientos dirigidos que pueden mejorar significativamente la calidad de vida de quienes sufren de alergias.

La alergia alimentaria de María

María, una joven entusiasta de 27 años, con una vida social activa y una pasión por viajar, nunca imaginó cómo un plato exótico durante sus vacaciones en Tailandia cambiaría su vida. Siempre había disfrutado de la comida sin restricciones, probando nuevos sabores con una curiosidad insaciable. Sin embargo, un día, mientras degustaba un colorido plato de ensalada de papaya, experimentó una sensación que nunca antes había sentido.

Pocos minutos después de disfrutar su primera porción, María comenzó a sentir un intenso picor en la boca, seguido de una sensación de hormigueo en los labios y la garganta. Al principio, trató de ignorarlo, pensando que tal vez era simplemente una especia fuerte a la que no estaba acostumbrada. Pero cuando su garganta comenzó a hincharse, comprendió que algo iba mal.

Aterrorizada y lejos de casa, fue llevada de urgencia al hospital más cercano. Los médicos actuaron rápido, administrándole tratamiento para aliviar los síntomas de lo que se confirmó era una reacción alérgica severa. Después de algunas pruebas y la recuperación, le explicaron que había desarrollado una alergia alimentaria, posiblemente a algún ingrediente desconocido presente en la ensalada.

Este evento marcó un antes y un después en la vida de María. A su regreso a casa, decidió investigar más sobre las alergias alimentarias y cómo manejarlas. Aprendió que la reacción había sido causada probablemente por el látex presente en la papaya, ya que las proteínas del látex pueden ser similares a las encontradas en ciertas frutas y vegetales, desencadenando lo que se conoce como síndrome de alergia oral.

Determinada a no dejar que esta nueva condición dominara su vida, María se armó de conocimientos. Visitó a un alergólogo, quien confirmó su alergia y le proporcionó un plan detallado para manejarla, incluyendo llevar siempre consigo medicación de emergencia y cómo evitar alimentos potencialmente peligrosos. Acudió a mi como paciente para elaborar la mejor dieta, una que la mantuviera alejada de los alimentos que ponían en peligro su vida

Polvo

¿Sabes lo que hay en el polvo doméstico? Generalmente se compone de cuatro elementos principales, aunque la proporción de cada uno puede variar significativamente dependiendo de la ubicación geográfica y de ciertas variables del entorno, como la presencia de mascotas o el tipo de suelos en la vivienda. Uno de los componentes es la piel humana; anualmente, cada persona desprende aproximadamente unos 5 kilos de piel, y este volumen puede aumentar en personas con dermatitis u otros problemas dermatológicos. Además, encontramos ácaros del polvo, caspa de animales domésticos y fragmentos de insectos.

Los estudios realizados por alergólogos en distintas partes del mundo han confirmado que el polvo representa un desafío global. Por ejemplo, existe una isla cerca de la costa sudafricana donde los gatos fueron erradicados hace unos 20 años como medida para combatir la toxoplasmosis, una enfermedad que estos animales pueden transmitir. En esta isla, hay niños que nunca han interactuado con gatos, sin embargo, algunos de ellos muestran reacciones alérgicas a la caspa felina en las pruebas alergénicas. Esto demuestra que es posible desarrollar alergias a sustancias que nunca se han encontrado directamente, debido a su omnipresencia en el ambiente, como es el caso de la caspa de gato en el polvo.

Vacunas y alergias

La comprensión de las vacunas para alergias y la dermatitis está en constante cambio. Si retrocedemos 10 años, la mayoría de los especialistas en alergias probablemente opinarían que estas vacunas podrían agravar la situación en lugar de mejorarla. Sin embargo, investigaciones recientes indican que, para muchas personas, pueden tener un efecto positivo en el manejo del eccema a largo plazo. Generalmente, se observa que su efecto tarda en manifestarse; no es raro que los pacientes experimenten un deterioro inicial antes de ver mejoras. Además, este beneficio no se aplica a todos; aún no se ha determinado qué porcentaje de pacientes con eczema podría beneficiarse de estas vacunas.

En conclusión, aunque las alergias, tanto alimentarias como ambientales, pueden influir en la dermatitis, rara vez son la causa principal de esta afección. Diagnosticar alergias, y en especial las alimentarias, presenta sus desafíos. Por lo tanto, es esencial abordar el eccema desde múltiples frentes. Controlar esta enfermedad requiere un esfuerzo sostenido y un enfoque integral, desde la medicina, la nutrición, la psicología, el ejercicio y la meditación.

Lola Garcia Dermonutricionista

Lola Garcia Dermonutricionista

Lola García es Nutricionista Funcional e Integrativa Ha trabajado durante más de tres años como jefa del equipo de nutrición en Sha Wellness Clinic En la actualidad ayuda a mujeres con eczema (dermatitis), psoriasis, rosácea, lupus y otras enfermedades inflamatorias o autoinmunes de la piel a recuperar una piel sana a través de la alimentación, el estilo de vida y la gestión de las emociones
Piel Sana
5.0
Basado en 67 reseñas.
powered by Google
Lola es muy profesional, amable, cercana y sobretodo clara, se agradece la sensatez y la comprensión cuando se trata de salud, ha sido la primera vez que al hablar de mis eczemas me he sentido entendida, sin duda, seguiremos en contacto.
Valentina BrambillaValentina Brambilla
12:32 19 Mar 23
Lola es una especialista atenta y cariñosa que recomendaría a cualquier persona con un problema de piel que le cueste controlar. Sufro dermatitis atópica desde la infancia y Lola, desde el primer momento, me ha dado consejos específicos para mi caso, indicándome productos y alimentos a preferir y a evitar. Un enfoque integral que no sólo me está permitiendo mejorar mi piel, sino también prestar más atención a mi dieta y a las necesidades de mi cuerpo. Además, siempre está disponible para cualquier duda!!
Saray JaqueteSaray Jaquete
18:05 13 Feb 23
Lola ha sido muy atenta y se ha tomado el tiempo de escuchar mi caso y darme un montón de información práctica y personalizada. Además da muy buenos recursos parare-aprender a llevar una dieta sana y nutritiva, entendiendo los alimentos y las temporadas.El trato con Lola ha sido excelente y muy agradable, 100% recomendable!
Aina SMAina SM
18:53 09 Feb 23
He tenido mi primera consulta con Lola y el trato ha sido excelente, es muy amable y empática. Me ha dado consejos muy útiles para mi caso, y muy bien explicados. Lo recomiendo sin duda. Gracias Lola!
Ornella CalveteOrnella Calvete
10:33 09 Feb 23
Lola fue muy amable, con mucho profesionalismo ha respondido cada una de mis consultas y me ha compartido valioso material para tratar mi psoriasis. Sin dudas la recomiendo y volvería a consultarla ☺️
Mi primera valoración ha sido impecable. Los detalles son tan claros que es imposible no entender. Los consejos más que útiles y elPlanteamiento va más allá de la farmacología. Sin duda, seguiré trabajando mi sintomatología con ella. Nada mejor que ser escuchado y, más aún, tratado desde la experiencia y no solo desde la teoría.Gracias Lola por tu asesoría
Elena AsensioElena Asensio
05:42 11 Oct 22
Contacté con Lola hace un mes aproximadamente por una dermatitis en manos y, desde el principio, fue sumamente comprensiva y atenta con mi situación. Se ha volcado desde el minuto uno en poder ayudarme y ahora mismo ya tengo mi pauta, bastante completa y detallada. Muchas gracias Lola por tu dedicación en mi caso.
Helena AndreuHelena Andreu
12:16 14 Aug 22
Que afortunada me siento !!!Conocí a Lola a través de una amiga.Hace tres meses me diagnosticaron cáncer de mama . Actúe rápido y contacte con ella , no perdió nada de tiempo en darme todas las indicaciones , de ese modo he podido estar antes de la intervención en tratamiento personalizado , dieta , consejos , aplicaciones en la zona del tumor ....Hace tan solo una semana de la intervención , mi tumor ha salido muy limpio y los ganglios sin infección . Ahora continuo con la dieta y algún cambio que ella considera .Sólo tengo agradecimiento, sigo aquí, no me he sentido antes tan arropada y segura de que estoy en las manos de la mejor profesionalGRACIAS Lola
Cristina HerreruelaCristina Herreruela
20:32 10 Aug 22
Lo mejor que me ha podido pasar ha sido toparme con Lola. Llevaba arrastrando un problema de dermatitis desde hacía bastante tiempo que se había agravado en los últimos 2 años. Estaba desesperada, hundida, irascible y tomando un montón de pastillas para poder "sobrevivir" al picor y al dolor. Desde la primera llamada me sentí super arropada y comprendida y Lola empezó a darme algunos consejos para llevar a cabo. A los pocos días de nuestra primera consulta ya tenía mi plan de alimentación junto con un montón de recomendaciones y consejos super bien explicados, en cuestión de 1 mes he notado un cambio bestial en mi cuerpo,porfin siento que me estoy curando, sin tratamientos de dermatólogos, sin corticoides que era lo único que sabían mandarme. Lola es una gran profesional y la confianza que te transmite desde el principio es brutal, siempre está disponible para cualquier duda,apoyándote y preocupándose de tu evolución, sé que aún me queda camino por recorrer para terminar de sanarme, pero gracias a ella vuelvo a tener calidad de vida,aparte de aprender a llevar unos hábitos saludables. Mil gracias !!!
Paula FabregatPaula Fabregat
19:23 05 Aug 22
Llegué a Lola buscando en Internet. Me dio mucha confianza cuando vi que había dirigido el equipo de nutrición de Sha Wellness Clinic, me parecía increíble poder acceder a los servicios de una profesional que había trabajado en esa clínica tan reputada.Yo tenía erupciones rojas ,como placas, por todo el cuerpo. Me picaban muchísimo, pero no encontraba remedio de ninguna manera. Las cremas contra hongos ayudaban un poco, pero en cuanto tenía estrés volvían a aparecer.Estaba muy cansada porque no dormía bien.Lola preparó un plan exclusivo para mi, con suplementos, plantas y comida.Ella siempre dice que hay que buscar la causa raíz y creo que dio con ella desde el primer momento.Trabajamos por fases, pero la mejora la noté desde el principio, sobre todo en las digestiones. Siempre había tenido mucha hinchazón y molestias y desaparecieron en unos días.Sin duda la recomendaría. Muchas gracias Lola!!!
María SevillaMaría Sevilla
10:47 18 Jul 22
Lola es una profesional excelente, cuyo conocimiento y experiencia en nutrición han supuesto y suponen un aprendizaje y un cambio drástico en mi salud y bienestar físico y hormonal. No puedo estar más agradecida ni sentirme más cómoda en sus manos.
js_loader

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *